Regresar a todas las competencias

¿Qué es la competencia de Autocontrol?

La competencia de autocontrol se traduce en la capacidad para controlar las emociones personales y evitar las reacciones negativas ante provocaciones, oposición u hostilidad de los demás o cuando se trabaja en condiciones de estrés. Asimismo, implica la resistencia a condiciones constantes de estrés.

Características del Autocontrol

El autocontrol en el ámbito laboral puede llegar a ser un motivo de ascenso e incluso de despido. Es conveniente tratar de corregir aquellas actitudes que el individuo está dejando fluir y no se preocupa por sus repercusiones (pero sin obsesionarse). Se debe ser flexible con los cambios.

Aquí te dejamos un listado de algunas de las características fundamentales del individuo con autocontrol:

  • Sabe escuchar a sus compañeros entendiendo sus puntos de vista.
  • Evita comentarios que puedan ser imprudente y ofender a los demás.
  • Respeta los turnos para hablar.
  • No trata de dar consejos cuando no han sido solicitados.
  • Tiene, en general, una buena educación.
  • Se preocupa por cuidar las relaciones personales.
  • Es capaz de reflexionar ante situaciones complicadas.
  • Actúa con calma.
  • Ignora las acciones que le producen desagrado y continúa con su actividad o conversación.
  • Responde constructivamente a pesar del estrés.

Pero como es común en la naturaleza, no somos perfectos. Es por ello que a continuación te damos algunos consejos para mejorar en tu autocontrol.

Cómo adquirir un mejor autocontrol

Existen numerosas técnicas o protocolos a seguir para mejorar el autocontrol. Sin embargo nosotros vamos a explicarte las 3 que creemos son más útiles.

Son estas:

  • Establece metas. En muchas ocasiones los problemas de control que tenemos suelen ser debidos a nuestras metas. Esto es debido a que con normalidad son “poco realistas”. Por ejemplo: es posible que hayas tratado de explicar un nuevo método que podría ahorrar tiempo a tu compañía. Sin embargo no tienes paciencia. Proponte pequeñas metas para que poco a poco puedas realizar el discurso al completo.
  • El listado. Haz un listado con todos esos comportamientos que te gustaría abandonar. De esta forma es muy fácil concienciarse de cuantas veces los estamos haciendo. Puedes hacer lo mismo para cuando has conseguido sustituir ese mal habito por el que deseas.
  • Refuerzo positivo. Tal y como hablabamos en “el listado”, una parte muy importante para adquirir más autocontrol en el trabajo (y en la vida en general) es ser consciente de cuando haces algo bien. Y no solo eso. Debes hacer que esa conducta se mantenga y potenciarla. Y la mejor forma es recompensar esos momentos positivos.

¿Buscas a un profesional con un gran Autocontrol para una vacante en tu organización? Publica tu oferta en Terecluta.