Regresar a todas las competencias

Orientación al Cliente

La competencia de orientación al cliente implica el deseo de ayudar o servir a los clientes y de satisfacer sus necesidades. Comprende esforzarse por conocer y resolver los problemas del cliente. No obstante, el concepto de “cliente” puede incluir también a sus compañeros o a cualquier persona que intente ayudar.

Se trata de una postura permanente por descubrir y remediar las necesidades de los clientes. Este tipo de actitud se centra en poner al cliente en el centro de la estrategia, sin perder el foco del problema de esta persona o organización.

Por otro lado, esta competencia no se desarrolla de la misma forma en todas las personas. A razón de esto, se realiza una distinción por niveles con su definición detallada.

Niveles de la competencia Orientación al cliente

Nivel 1

Atiende con rapidez las necesidades del cliente y soluciona eventuales problemas siempre que esté a su alcance. 

Nivel 2

Está atento a las necesidades de los clientes y escucha sus pedidos y problemas. Intenta solucionar y satisfacer a los clientes, y lo logra casi siempre 

Nivel 3

Busca permanentemente resolver las necesidades de sus clientes anticipándose a sus pedidos o solicitudes. Propone acciones dentro de su organización para lograr la satisfacción de los clientes. 

Nivel 4

Establece una relación a largo plazo con el cliente para resolver sus necesidades, no duda en sacrificar en algunas ocasiones beneficios inmediatos en función del provecho futuro. Busca obtener beneficios a largo plazo para el cliente (y los clientes de sus clientes).

Si quieres optimizar tus procesos de selección evaluando a tus candidatos por competencias, prueba el ATS de Te Recluta, gratis.

ATS - Gratis